Problemas bucales durante el sueño que perjudican a la salud oral

Mientras dormimos pasamos por varios estados de sueño durante los que podemos ser felizmente inconscientes de lo que sucede. Sin embargo, una visita al dentista puede alertarnos de que nuestras actividades nocturnas están afectando negativamente a nuestra salud oral provocando problemas como el desgaste dental y las caries, entre otros. Estos son los principales problemas que podemos desarrollar durante el sueño:

Bruxismo nocturno

Apretar y rechinar los dientes es una reacción subconsciente al estrés, aunque puede darse sin motivo alguno. Sea como sea, este problema se llama bruxismo, y de no tratarse puede comportar daño en los dientes, problemas temporomandibulares y dolores de cabeza, entre otros.

Normalmente el bruxismo se detecta gracias al compañero de sueño del afectado, que escucha los ruidos que hace su acompañante con los dientes. También los efectos secundarios como la sensibilidad dental o el dolor en la mandíbula son útiles para detectar el problema.

Comer mientras duermes

Los trastornos alimenticios del sueño suelen ser un efecto secundario propio de algunos medicamentos para dormir. Estos provocan que algunas personas coman durante la noche y no guarden memoria alguna de lo hecho al despertar.

Además de los posibles problemas de sobrepeso, esta afectación aumenta el riesgo de padecer caries dental, enfermedad periodontal y pérdida de dientes debido al aumento del número de bacterias durante las horas posteriores a la comida. Nuestros dentistas pueden ayudarte a detectar este problema y estudiar posibles soluciones junto con tu médico.

Boca seca

La saliva está compuesta por un 98% de agua y un 2% de otros componentes. Su principal función es eliminar los restos de comida que se quedan entre los dientes para minimizar así la producción de placa dental y, consecuentemente, las caries. En condiciones normales de sueño, la saliva cumple su función a rajatabla, pero en personas con enfermedades que comportan boca seca o que simplemente respiran por la boca, la saliva pierde sus propiedades durante el sueño y aumenta el riesgo de que padezcan caries.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *